La granada es una fruta que no contienen proteínas, contienen 16,10 gramos de carbohidratos, contienen 16,10 gramos de azúcar por cada 100 gramos y no tienen grasa, aportando 77,16 calorías a la dieta. Entre sus nutrientes también se encuentran las vitaminas C, A, K y B9

La granada es una fruta baja en calorías, con propiedades astringentes y anti inflamatorias, que resulta ideal para las dietas depurativas y adelgazantes.

Dentro de los minerales destaca su contenido considerable en potasio. Por su riqueza en este mineral y su bajo contenido en sodio, es recomendable en individuos hipertensos.

Entre las vitaminas, presenta pequeñas cantidades de vitamina C, y vitaminas del grupo B. El ácido cítrico, que confiere el sabor ácido característico de esta fruta, potencia la acción de la vitamina C y ayuda a eliminar toxinas de todos los órganos del cuerpo.

También contiene polifenoles (taninos), aunque éstos se encuentran fundamentalmente en la corteza, y en las láminas y tabiques membranosos. Una prueba de su alto  contenido en taninos es la sensación áspera que deja la fruta en el paladar y en la lengua. Estos taninos ejercen una acción astringente y antiinflamatoria en la mucosa del tracto digestivo, por lo que son útiles en casos de diarrea.
Además, la granada posee flavonoides del tipo de las antocianinas (delfinidina, cianidina y pelargonidina), con una importante acción antioxidante, inhibidora de la producción de radicales libres y de la peroxidación lipídica y preventiva frente al cáncer.